Glamour en tiempos de crisis…

En tiempos de crisis, es importante usar nuestra imaginación y usar todos los recursos que tenemos.
020
Me fijo en la ropa de temporadas anteriores para tratar de lograr otras combinaciones…

La campera blanca de Columbia, por ejemplo, está impecable, pero no me cierra…

El trench negro infaltable, me siento diosa total, tampoco me cierra, pero bueno, me pongo una bufanda con pompones rosada de cachemir, y no se nota tanto…lo único que va con musculosa, con pullover no puedo usarla.

Encontré esta guía de trabajo recién en Internet…cuántas boludeces en red…a ver…

Primera receta: coge la ropa que tengas de otras temporadas y empieza a mezclar piezas de forma distinta a como lo hacías. Ponte delante del espejo, saca todo tu fondo de armario y prueba todas las combinaciones que se te ocurran con tu ropa vieja, aunque parezcan disparatadas.

Por ejemplo, si tienes un vestido azul, pruébatelo con una rebeca del mismo color, o por el contrario, con algo rojo tomate; o ponte el mismo vestido sobre unos vaqueros desgastados, con zapatillas de tenis, con taconazos, con bailarinas, con plataformas, con un pañuelo, con una blazer… seguro que ese vestido que ibas a regalar se presenta lleno de posibilidades.

Segunda receta: los arreglos. Esa gabardina pasada de moda se puede actualizar acortando los bajos o cortando las mangas por debajo del hombro, dejándolas en manga francesa, que queda muy coqueto. O bien cambiando los botones convencionales por unos forrados en piel, ¡qué se yo! Todo es echarle imaginación.

Tercera receta: restaurar y recuperar. Hay ropa que parece gastada porque está arrugada, ha perdido el blanco original (¡ay, esto me ha quedado de anuncio de blanqueador!) o si se trata de lana, está llena de bolitas o incluso tiene algún punto suelto que hay que arreglar.

Cojo la ropa de otras temporadas, la pollera que me compre para los 50 de Silvia, las Botas que me puse dos veces…y ese cardigan italiano con strass…todo me queda raro…se me cayo todo lo que había levantado con pilates, bueno me pongo un poncho divino de Cardón…a ver que onda????????? No, si salgo así me detienen…

Me saco las botas, y me lo pruebo con las zapatillas Adidas plateadas con cierre adelante, que me compré dos pares iguales…por que son cómodas…No entiendo, si lo aconsejan las expertas…pareciera que voy a un piquete!!!

Y con el vestido arriba de los jeans ni me animo…

A la gabardina le corto las mangas, y bueno, la dejo musculosa..perfecto así me la puedo poner con la polera azul, que me apretaban las mangas…y muy práctico para usar en verano…Me cuesta mucho no andar con saco, así que sin mangas la uso todo el año.

Lo del blanqueador, también servirá para toda la ropa familiar que teñimos en el lavarropas…y de las bolitas ni hablo, la última vez que las quise sacar con la maquinita de afeitar, corté varios prendas de Bremer.

Ah, me olvidaba, tengo la chalina que me compré en China, Cachemir auténtico, aunque en china nunca se sabe..

Anuncios

~ por mecansarondeesto en 6 mayo 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: